19 mayo
2

Reedición de una baraja taurina mexicana cómica de 1960

No suelo hablar de naipes españoles, no porque no me interesen o porque no le interesen a mis lectores sino porque desgraciadamente es muy poca la información que me llega sobre barajas creadas en España.

Ésta es una excepción, porque esta baraja ha sido creada por un buen amigo, Iñaki Aguirrezabal, un amante de los naipes españoles y, sobre todo, de los de temática taurina. Él ya ha editado otras barajas anteriormente que han sido bastante populares en los círculos del coleccionismo español.

Se trata de una reedición de una baraja mexicana taurina con diseño cómico y con una fecha de fabricación no precisa pero datada en torno a 1960.

La calidad de la baraja es muy aceptable, su colorido es magnífico, y se han impreso 200 ejemplares numerados a mano. Es, por tanto, una pieza de coleccionismo imprescindible.

Pongo las imágenes de algunas cartas. Si necesitas más información contacta conmigo o deja un comentario en este artículo.

 

 

 

Sobre el autor

Soy Max, coleccionista y apasionado de los naipes. Desde 2012 intento contagiar esta pasión a todos los que pasan por Max Playing Cards. En mis artículos no solo hablo de cartas, ya que me gusta encontrar las historias y los seres humanos detrás de ellas. Me gustaría completar algún día mi colección de barajas Bicycle, pero ahora ya sé que eso es imposible...

2 comentarios

  • rave
    7 años ago

    Aire fresco, las ilustraciones me gustan mucho, aunque los palos no se distinguen muy bien.

    ¿Que empresa a elegido para la impresión?

  • Max
    7 años ago

    Es una baraja, cuanto menos, curiosa. Es divertida y los palos son así en la original (yo he visto fotos de la original en una revista de Asescoin).

    Es una reproducción bastante fiel e Iñaki suele trabajar mucho para que quede bien todo.

    La imprenta que se ha encargado del trabajo es la misma con la que ha trabajado en otras ocasiones. Esta vez, sin embargo, el resultado es sensiblemente mejor en calidad (teniendo en cuenta que se trata de una impresión orientada al coleccionismo y no a la manipulación).