post-thumb-single
08 noviembre
0

Naipes Light Roast. Una baraja con geometría minimalista

Siavash Mortazavi (aka Sia) es un desarrollador de software que está viviendo el ya clásico sueño de convertir una idea en una baraja única. Tras convertirse en un ávido coleccionista y patrocinador de proyectos de naipes ha convertido su pasión en su primer proyecto personal: LIGHT ROAST.

Tras varios meses de trabajo, Sia ha llevado el minimalismo a su máxima esencia diseñando unos naipes en los que la geometría básica es la protagonista.

Los palos completamente personalizados son a la vez sencillos y muy reconocibles.

 

 

A pesar de la simplicidad de los dibujos, ha conseguido dar personalidad a cada una de las cartas de la corte en la que se perciben, con muy pocos elementos, rasgos diferenciadores en cada una de las caras. Este diseño también se aplica a los comodines.

 

 

Las cartas numeradas son realmente originales sustituyendo los puntos tradicionales por un único símbolo del palo que crece de tamaño al mismo tiempo que lo hace su número creando además un divertido efecto animado al pasar las diferentes cartas como las páginas de un libro.

 

 

Un dorso también geométrico y formado por una multitud de símbolos de los palos se usa además en el frontal y el dorso del estuche.

 

 

Para la producción, el diseñador ha confiado en Expert Playing Cards Company que usará su conocido acabado Classic en una tirada limitada de 1000 barajas.

Si te gusta, aun quedan algunos días y algunos niveles de aportación tempranos con precios especiales. Ayuda a Sia a hacer su sueño realidad visitando la página del proyecto y haciendo tu aportación.

¡Buena suerte!

 

 

 

Sobre el autor

Soy Max, coleccionista y apasionado de los naipes. Desde 2012 intento contagiar esta pasión a todos los que pasan por Max Playing Cards. En mis artículos no solo hablo de cartas, ya que me gusta encontrar las historias y los seres humanos detrás de ellas. Me gustaría completar algún día mi colección de barajas Bicycle, pero ahora ya sé que eso es imposible...

0 comentarios