post-thumb-single
09 octubre
0

Naipes LA CATRINA DEAD EDITION. Estas bellas chicas ya no están tan vivas

Tras completar su primer proyecto sobre La Catrina, Joc Fora, una joven empresa española dedicada al diseño y la creación audiovisual, lanza su segunda baraja: LA CATRINA DEAD EDITION.

Si la primera baraja estaba inspirada en las famosas ilustraciones de Jose Guadalupe Posada,  esta nueva edición es mucho más misteriosa e inquietante. Los elementos esenciales de las ilustraciones son las rosas rojas y los cuerpos esqueléticos, símbolos inequívocos de la imaginería mexicana tradicional. Los nuevos diseños son menos lineales y simbólicos, con ilustraciones más ricas en detalles. Las vírgenes de la muerte que decoran las cartas de la corte siguen un esquema simétrico clásico en el que jacks, reinas y reyes comparten pose (para una mejor identificación) pero sus colores y vestimentas las hacen únicas entre las demás.

 

lacatrinadead_jacks
 

Los ases son rosas rojas y negras con las formas de los palos tradicionales mientras que las cartas numeradas recuerdan algo más a las de su antecesora. Una trasera formada por una elaborada composición de rosas rojas completa el interesante diseño de estos naipes.

 

lacatrinadead_cards lacatrinadead_back

 

Para mejorar la calidad de la baraja anterior y dada la limitadísima tirada planteada para esta edición (alrededor de 250 unidades), los creadores han decidido contar con Noir Arts (NPCC) para la impresión, ya que es en estos momentos la mejor opción para combinar una tirada pequeña, una alta calidad de impresión y servicio y un precio razonable.

Si quieres apoyar la campaña, visita la página del proyecto y haz tu aportación.

¡Buena muerte!

Sobre el autor

Soy Max, coleccionista y apasionado de los naipes. Desde 2012 intento contagiar esta pasión a todos los que pasan por Max Playing Cards. En mis artículos no solo hablo de cartas, ya que me gusta encontrar las historias y los seres humanos detrás de ellas. Me gustaría completar algún día mi colección de barajas Bicycle, pero ahora ya sé que eso es imposible...

0 comentarios