15 mayo
0

Naipes Cofrades. Las imágenes del fervor sevillano en una baraja de póquer

 

 

España es un país de tradiciones bien arraigadas. Son muchas las fiestas populares que se celebran en nuestro país y muchas de ellas se han convertido en una referencia cultural y turística en todo el mundo. Una de las más importantes es la Semana Santa, y una de las más conocidas es la Semana Santa de Sevilla.

Es precisamente la Semana Santa de la capital hispalense la que ha inspirado la creación de los Naipes Cofrades, una recopilación de buena parte de la imaginería que recorre las calles de Sevilla durante la Semana Santa ante el fervor de miles de personas.

Naipes Cofrades recorre, en las 54 cartas de una baraja de póquer francés, una selección de imágenes agrupadas en cada uno de los cuatro palos que representan a las Vírgenes Dolorosas (corazones), los Crucificados (diamantes), los Misterios (picas) y los Detalles (tréboles).

 

 

María, Eduardo y Roberto son tres jóvenes amigos emprendedores que han desarrollado la idea, que no se circunscribe exclusivamente a esta baraja, sino que supone un proyecto más ambicioso que pretende expandirse con más ediciones futuras que podrían incluir la versión con palos de la baraja española así como otras propuestas para representar la Semana Santa de diferentes lugares de Andalucía y España.

Impresa por Carta Mundi, la baraja está a la venta en librerías y tiendas físicas y online. Si quieres conseguir algún ejemplar, puedes conocer los lugares de venta y contactar con sus creadores en su página de Facebook  en la que además podrás encontrar más información, entrevistas, notas de prensa y todas las novedades sobre estos naipes.

 

 

Sobre el autor

Soy Max, coleccionista y apasionado de los naipes. Desde 2012 intento contagiar esta pasión a todos los que pasan por Max Playing Cards. En mis artículos no solo hablo de cartas, ya que me gusta encontrar las historias y los seres humanos detrás de ellas. Me gustaría completar algún día mi colección de barajas Bicycle, pero ahora ya sé que eso es imposible...

0 comentarios